9/12/14

Todo en exceso es malo, excepto el amor de DIOS

Vemos cada día muchos excesos en esta vida. Cada vez aumenta todo esto en nuestra sociedad, no podemos tener un punto equilibrado sobre las cosas y nos vamos a los excesos. Vemos como muchos jóvenes se pierden por el exceso del alcohol no pueden tener el control de tomar moderadamente y en mi propia opinión mejor no tomar pero eso es decisión de cada quien.
Los excesos no solo vemos en los vicios sino también en la alimentación vemos mucha gente obesa y eso es porque se exceden en la alimentación y no son moderados en esta área de su vida. Debemos cuidar mucho nuestra alimentación debemos proteger nuestro cuerpo y no excedernos en la alimentación, cuidémoslo como lo que es, es el templo de Dios y por lo mismo hay que cuidarlo por dentro y fuera.
Este mundo está muy perdido por todo los excesos que el mundo ofrece pero que raro somos los seres humanos nos vamos a los extremos y excesos de casi todo pero olvidamos lo más importante y ¿porque? ¿Porque será que pasa eso? Porque queremos y pensamos que eso nos da la felicidad y es todo lo contrario hacemos ese tipo de cosas por el vacío que sentimos en nuestra vida y solo buscamos llenarla de una manera incorrecta. Pero hay alguien que mostro su amor para cada uno de nosotros, que siendo pecadores dio a su hijo para que cada uno de nosotros tuviéramos vida y vida en abundancia y cada día nos da de su amor infinito para que cada persona viva una vida realmente y que nos excedamos de su amor.
Pero no entendemos de ese gran amor que él nos da y que nos demuestra realmente que nos AMA, debemos entender esto y excedernos en su amor, todo lo demás que hagamos en exceso dejemos todo eso, todo esa miseria que inunda nuestra vida, solo excedámonos del amor de Dios que eso no empalaga, nos hace crecer en su amor y nos llena toda nuestra áreas de nuestra vida.
Hoy es el día que te encuentres con Dios y de su amor, no tardes en darle tu vida a él, solo él puede encarrilar tu vida hacia la salvación.

Todo en exceso es malo, excepto el amor de Dios”

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Juan 3:16