9/11/15

Lo que Dios quiera y cuando Dios quiera

En este tiempo he aprendido algo que no había entendido. Nosotros buscamos nuestra voluntad y no la voluntad perfecta de Dios. Aunque andemos en sus caminos no hacemos su voluntad, vivimos engañados que lo hacemos pero en realidad no. Yo aprendí esto gracias a varios sucesos en mi vida y vi que estaba haciendo mi voluntad y no la de mi Dios. Entender esto me costó muchas lágrimas y dolor pero por fin lo entendí y me animo a escribir todo esto.
Muchas personas creemos que hacemos y que estamos haciendo su voluntad pero hemos estado cegados por nuestra propia arrogancia que estamos muy firmes en el señor y eso nos hace cegarnos  y tomamos decisiones muy importantes sin tomar en cuenta a Dios.
No hay que dejar que pase situaciones dolorosas para poder entender esto, Dios hoy te está diciendo has mi voluntad y deja de vivir engañado y creyéndote que haces su voluntad, esto te evitará muchos sufrimientos porque estarás haciendo su voluntad.
Te lo repito si sigues engañándote que haces su voluntad seguirás con dolores y sufrimientos porque estás haciendo planes fuera de Dios. Vives un tormento y dices porque Dios no me escucha, porque no me saca este dolor de tajo, porque estás haciendo tu voluntad y no la de Dios. Son aprendizajes que pasamos para poder entender esto que la verdad fue muy doloroso pero aquí estamos de pie y diciendo Cristo estoy listo.

Analiza tu vida, hazlo a conciencia y ve si realmente lo que estás haciendo es la voluntad de Dios. No hagas trampa o justifiques lo que estás haciendo porque al final de cuenta el único perjudicado eres tú. Nadie va a juzgarte por eso aquí en la tierra, nadie sabe si lo haces o no es un ejercicio que solo tú puedes hacerlo. Tomate un tiempo y analízalo realmente, cuando por fin entiendes esto podrás vivir una vida plena en Dios.
"Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús." 1 Tesalonicenses 5:18